Un sistema de control de iluminación es una solución de control basada en redes de comunicación entre varios componentes, diseñado para regular un sistema de iluminación programado, supervisado y gestionado desde uno o más dispositivos informáticos centrales. Los sistemas de control en la iluminación funcionan para distribuir la cantidad adecuada de luz artificial en el espacio y momento necesario, y son ampliamente utilizados tanto en interiores como exteriores en espacios residenciales, industriales o comerciales


https://es.wikipedia.org/wiki/Sistema_de_control_de_iluminaci%C3%B3n

Los sistemas de control de iluminación fueron utilizados inicialmente con un fin estético. Sin embargo, con el desarrollo de la domótica y el IoT (Internet of Things, o Internet de las cosas) este tipo de sistemas constituyen la base de la iluminación contemporánea y sin duda del futuro.  Conforme las tecnologías van avanzando, los sistemas de control han afectado directamente la calidad de la iluminación de un espacio y se han vuelto un elemento esencial para lograr un buen diseño de iluminación.  Es decir, regular y controlar un sistema de iluminación de forma activa, algo que es más allá del tradicional interruptor de encendido/apagado, nos permite adaptar la luz del espacio a cualquier situación que a su vez se traduce en una mejora del confort y la optimización del consumo energético.

Por otra parte, se han relacionado con su capacidad de ahorro y eficiencia energética, así cumpliendo con normas oficiales de iluminación y requisitos necesarios para obtener reconocimientos y contribuir a programas sustentables o de gestión energética tal como la certificación LEED.2